gallery/logo 2

Construir la Paz en la mente de los hombres y las mujeres

 

 

gallery/btn_mp_aulavirtual
gallery/btn_mp_aulavirtual

ALIANZA PARA LOGRAR LOS OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE

CLUB UNESCO COMPSE
siguenos en nuestro portal de facebook

    Desde la fundación del primer club UNESCO en Japón, en el año 1947, las Asociaciones, Centros y Clubes de la UNESCO son miembros integrados en organizaciones no gubernamentales de gran valor para la Organización. 
    Los miembros del movimiento de Clubes UNESCO en América Latina y El Caribe son todos voluntarios de todas las edades, nacionalidades y clases sociales. Comparten un compromiso con los ideales de la UNESCO y trabajan para hacerlos realidad en cada nación con ideas y acciones que contribuyen en el desarrollo de la humanidad.

misión

     Fomentar el interés del público en general por la misión, los programas y las actividades de la UNESCO; contribuir a mejorar el conocimiento y la comprensión de los objetivos y la labor de promoción de la UNESCO, en particular en el plano comunitario; contribuir a la ejecución del programa de la Organización en los planos nacional y local, en coordinación con la Comisión Nacional para la UNESCO en nuestro país; promover los valores de la solidaridad, la tolerancia y el respeto de la diversidad cultural, así como los valores de la educación para la ciudadanía mundial, los derechos humanos y los objetivos de desarrollo sostenible entre los pueblos; promover los días, semanas, años y decenios internacionales proclamados por la UNESCO; y contribuir a la promoción de los mensajes de la UNESCO traduciendo documentos e información generados por la Secretaría de la UNESCO a los idiomas nacionales y locales, a través de todos los medios de comunicación, incluidos los medios sociales.

Enrique Rentería Castro

Reflexión sobre los avances y retos del

Objetivo 4 para el Desarrollo Sostenible.

gallery/captura

     En septiembre de 2019 la UNESCO publica una importante reflexión que realizan expertos en educación y que nos muestran desaciertos de los sistemas educativos de América Latina y El Caribe, con respecto a las metas e indicadores del Objetivo 4 de Desarrollo Sostenible, (UNESCO, 2019. Entre el reloj y la brújula).

 

 

  Primeramente partimos del siguiente diagnóstico:

 

El análisis sobre los niveles de acceso, aprendizaje e intersectorialidad dan muestra de obstáculos que limitan al sistema educacional, es decir; persisten limitantes para trasformar la estructura que estanca los aprendizajes por perpetuar los niveles y las modalidades escolares. Los sistemas educativos persisten en homogenizar los aprendizajes tradicionales esperados. Se continúa descontextualizando la educación de otros sectores y la vida de las personas.

    Con respecto a la conceptualización de la educación y aprendizaje de personas jóvenes y adultas; la política, gobernanza, financiamiento, calidad, participación, equidad e inclusión. Se mantienen y reproducen los patrones de exclusión y segmentación de la oferta educativa, no se logra la calidad de la educación y aprendizaje ni se ha logrado considerar a la educación como un bien público.

 

Por consiguiente, se proponen las siguientes acciones:

     Debemos conceptualizar al sistema educativo como la integración de dimensiones del conocimiento, sistemas de conocimientos y formas de acceder y crear conocimiento, en un encuentro común y tomar en consideración las siguientes prioridades:

    Reestructurar el vínculo entre la educación y los elementos del entorno social, para incidir en una transformación de la sociedad en conjunto. Es decir, debemos lograr que la educación transforme el modelo de desarrollo para cambiar el orden de las cosas y configurar otra vida y otra sociedad.

    Construir una propuesta pedagógica sustentada en la educación formal, informal y no formal; las dimensiones del aprendizaje socioemocional y conductual, considerar al lugar de residencia como un espacio para el aprendizaje, así como los diferentes instrumentos tecnológicos y multimedia como promotores del aprendizaje.

     Fortalecer al Estado como principal responsable y garante de la educación como derecho público de todo ser humano y fortalecer el sistema educativo en las comunidades marginadas para promover la autogestión y desarrollo educativo como bien común.

     Implementar acciones para eliminar toda forma de discriminación en la oferta educativa para y lograr transformar las desigualdades económicas, sociales, políticas y culturales en la población de jóvenes y adultos.

    Fortalecer, multiplicar y diversificar la oferta de formación inicial, continua y permanente de los docentes, mejorar el sistema de gestión académica en las instituciones educativas, consolidar modelos pedagógicos exitosos, logrando una educación pertinente y de relevancia que actualice periódicamente los currículos y planes de estudio, atendiendo la diversidad intercultural.

     La educación de jóvenes y adultos es una gran oportunidad para América Latina y El Caribe para fortalecer un sistema que desarrolle competencias productivas, tecnológicas, científicas, culturales que promuevan el Desarrollo Sostenible y Humanista de las naciones que integran nuestra región.